top of page
Buscar
  • Foto del escritorKids Worth It

Aprender y Enseñar

Tenemos tanto que aprender y tanto que enseñar que no se puede meter en una lista. Me encantaría acotar las posibilidades para después, llevarlas a cabo. Sin embargo, me veo limitada por la cantidad de gente que aún no ha despertado y sigue viviendo en un sinfín de riquezas innecesarias, de un interminable consumismo y derroches.



APRENDER Y ENSEÑAR


Son dos palabras que todo ser humano debería tener siempre presentes. Son dos verbos que siempre saben a poco, que nunca terminan y a veces se infravaloran. Aprender de uno mismo, de los demás, individual o colectivamente, del presente o del pasado. Aprender ahora. Aprender a vivir el momento y cada momento como si no hubiese uno próximo. Aprender de aquellos que desbordan conocimiento, pero también de aquellos que exhiben ignorancia. Se aprende queriendo aprender, con la mente, los ojos y el corazón abierto. Porque el aprendizaje ocupa un gran lugar en nuestra existencia, y si nos cerramos a ello, nunca entenderemos el verdadero significado de nuestra naturaleza.



Pero, ¿Y qué pasa con todo el aprendizaje adquirido que guardamos inútilmente? Cuando nuestra capacidad de aprendizaje y almacenamiento roza sus límites, debemos ser exquisitos con el aprendizaje que queremos almacenar y el que no. No se puede llenar algo que ya está completo. Así que, para ello, debemos desaprender de algunas cosas, deshacernos de algunos conocimientos para dejar espacio a los nuevos. Y una forma muy eficaz de hacerlo, es siempre enseñando. Enseñando aspectos del presente o del pasado. Deshacernos de esos aprendizajes tan olvidados en la memoria y prestárselos a otra persona que les pueda dar mayor utilidad. Se puede enseñar a leer, a escribir, matemáticas o historia, pero también se debe enseñar ahora a vivir el momento, y a vivir cada momento como si fuese el último, por muy utópico que esto pueda parecer. Enseñarse a uno mismo, a los demás, enseñar individual y colectivamente. Enseñar siempre lo que hemos aprendido, generando así un inacabable ciclo de sabiduría contagiosa, altruista y, sobre todo siempre pedagógica.


29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page